Signo de una mujer trampa

“La belleza de la mujer despierta en el hombre una sed de plenitud que es, en última instancia, una sed de Dios”. Pero, al mismo tiempo, Teilhard de Chardin avanza que la mujer es incapaz de mantener esta promesa. Porque ella no es la fuente que corresponde a esta promesa, explica; es más bien el signo. La persona tiene una mueca, maña o tic nervioso. El signo Otrupon Meji señala: Otrupon-Meji es capataz de Egun. Ujá, la mujer de Ogún, tuvo un hijo por primera vez en su vida y fue con un amante. Es el Ifá del tigre agazapado. Se prohíbe entrar en casas vacías. El buitre feo chantajeó a la pájara más bella del monte para vivir con ella. Acuario mujer: amor, compatibilidad, personalidad, mejor pareja, rasgos - Necesitamos observar a esta dama de una manera realista, y comenzaremos diciendo que la mujer Acuario vive para algún tipo de objetivo sublime, ella tiende a lograr ese estado de vida en el que tendría suficiente dinero para someter a algunos de sus miembros. necesidades, que no incluirían ningún lujo, porque no lo hace. Igualdad de matrimonio . El anónimo proverbio hebreo 'En casa, el marido es el amo y la mujer está fuera de las puertas' desea recordar a la víctima de una traición de los derechos del matrimonio: la igualdad de las partes involucradas en el contrato. A pesar de esto, una mujer así nunca experimenta dificultades financieras, ya que sabe cómo ganar en cualquier situación …. Un signo en el que lo privado y secreto tiene una gran trascendencia Todo esto que busca escorpio en una mujer ocurre en el interior de una persona compleja y muchas veces el blanco de su rabia ni lo sabe. Para seducir utiliza sus manos, su perfume, su saber estar e incluso una conversación de lo más interesante con esta mujer puede ser la trampa que haga caer rendido a sus súbditos. El hombre ideal para ella es aquel que sepa dominarla a pesar de todas sus murallas, y esos son los del signo Leo, Aries o Sagitario. Géminis es un signo que tiene a dos personas en su interior. Una de ellas, la que aflora la mayoría del tiempo, es muy divertida, positiva, ingeniosa y charlatana. Sin embargo, la que se queda escondida todo ese tiempo, está preparando un tenebroso plan para alejarte de su hermana, y cuando sale a la luz, se trae todo su arsenal.

Arde París La estrategia para desestabilizar a los chalecos amarillos ha fracasado.

2018.12.04 18:20 alforo_ Arde París La estrategia para desestabilizar a los chalecos amarillos ha fracasado.

La estrategia de desestabilizar el movimiento de los chalecos amarillos implementada durante la manifestación en los Campos Elíseos el 24 de noviembre ha fracasado. No ha tenido éxito ni la violencia organizada por el estado ni la fantasía, de una parte de la izquierda, que para desacreditar el movimiento inventó que los chalecos amarillos eran de ultraderecha. Las encuestas más recientes muestran que la popularidad del movimiento es aún más fuerte (84% de los franceses los apoyan).
Los chalecos amarillos están más decididos que nunca. Continúa su movilización. La prueba es que los bloqueos de carreteras continúan. Los campamentos en las rotondas tienen suficientes avituallamientos para dormir y comer. Esta organización está configurada para durar. El apoyo de la población se expresa en todas partes y de diversas formas . Algunos traen la comida, otros la calefacción y muchos la solidaridad con verdaderos conciertos de bocinazos
La ira es fuerte. Viene de muy lejos. Durante este silencio que ha durado años la mayoría de los franceses se han apretado el cinturón y han apretado los dientes para sobrevivir.
Los franceses ya no soportan el desprecio de los ricos, la corrupción de la clase gobernante y la indiferencia de la izquierda institucionalizada . No soportan los bajos salarios, los despidos, las reubicaciones, el desempleo , el temor de ser golpeados, la depreciación del poder de compra, los recortes de los beneficios sociales, el cierre de los servicios públicos, la reducción del número de funcionarios, el aumento de los impuestos.
En Francia la abstención electoral ha ido aumentando constantemente durante los últimos años. Los franceses han padecido la ausencia de democracia desde golpe parlamentario que impuso el Tratado de Lisboa a unos ciudadanos que votaron NO a la Unión Europea en 2005.
En cierto modo estamos viendo el regreso la “ovejas negras” vestidas con chalecos amarillos.
¡ La gente no ha olvidado la Revolución Francesa !
Ahora orgullosos , detrás de sus chalecos amarillos, los franceses cantan la Marsellesa , gritan su existencia, denuncian las injusticias y hacen estallar las reglas de la globalización neoliberal que los gobiernos han impuesto para hacerlos invisibles. En pocas semanas han recuperado su dignidad , han reconstruido la hermandad y la solidaridad.
Los que no tenían voz ahora ocupan el centro del escenario y están destruyendo los cimientos de la Quinta República neoliberal. Cuestionan de manera virulenta el papel del Estado. Quieren democracia y justicia. Ya no creen en la alternancia izquierda / derecha o en los sindicatos incapaces de enfrentar las causas fundamentales del empobrecimiento, el desempleo, las reubicaciones, la desindustrialización.
El pueblo francés confía en sus propias fortalezas e independencia. Se auto-organiza. Se coordina. Tiene la razón. Ahora están presionando a los diputados de sus circunscripciones para que presenten sus demandas. ¡Y estas reivindicaciones no son las migajas que Macron arrojó como alimento para aves de corral !
Los anuncios de Macron no acallaran la rebelión.
El 27 de noviembre de 2018 , Macron confirmó lo obvio: el Presidente de la República no quiere cambiar nada. ¡Él “mantiene el rumbo” (del neoliberalismo) y cree que al ofrecer “un cambio de método” podrá silenciar a los nuevos sans-culottes!
Error su Majestad! Las chaquetas amarillas no creen sus palabras o discursos tecnocráticos. ¡Quieren pan! Pero, aquellos que solo conocen el caviar del mejor catering de París no quieren renunciar a sus privilegios de clase. No quieren quitar a sus amigos de las finanzas y las multinacionales las exenciones fiscales; no se imaginen cuestionando los paraísos fiscales. Han trabajado tan intensamente para destruir las conquistas sociales que ahora necesitan tiempo para seguir engañando. ¡Pondrán todas las trampas necesarias , incluso las más groseras, para mantener sus manos en el dinero robado durante décadas!
Los chalecos amarillos lo saben. No le creen al poder. Algunos pocos esperaban un gesto, un signo, al menos una intención. Pero nada. El desprecio de Macron y su casta ( que anima a los desempleados a cruzar la calle para encontrar trabajo) que trata a los trabajadores de analfabetos, que hace creer que su gran lucha es la ecología cuando en realidad lo que hace es acelerar las privatizaciones e implementar las políticas neoliberales de la Unión Europea.
Los franceses rechazan a un Presidente , que oculto tras una supuesta soberanía europea, estrangula la democracia en el país, en las comunas, en las regiones … Su fiero europeísmo está protegiendo a los grupos de presión, y promoviendo la competencia entre los pueblos. Desvergonzadamente sirve la libre circulación de los grandes capitales . ¡Este no es el presidente de la República francesa! Fue nombrado para esclavizar a Francia, a su pueblo y a la República. Entonces, cuando los chalecos amarillos gritan contra Macron, lo están haciendo con el corazón y con la razón de millones de franceses.
Desdeñoso, paternalista y manipulador, como todos los de su clase, Macron no renunciará a su misión principal. Intentará todo para silenciar a las chaquetas amarillas.
Pero su estrategia no funcionará. Las calles de Francia ya han dado una contundente respuesta a Macron y al antidemocrático Tratado Constitucional Europeo de 2005, que ha pretendido instituir el neoliberalismo para toda la vida.
La casi “unanimidad” está contra Macron
Antes del discurso de Macron los chalecos amarillos no se hacían ninguna ilusión. Las reacciones en las redes sociales no se hicieron esperar, con llamamientos a continuar o a endurecer el movimiento. Incluso los ecologistas denunciaron la falta de medidas para proteger el medio ambiente.
Los chalecos amarillos, siguen organizándose. A nivel local comienzan a escribir demandas, cuadernos de reivindicaciones, especialmente a favor del poder adquisitivo. Se declaran a favor de proteger el medio ambiente, pero se niegan a ser los únicos contribuyentes.
Los franceses han entendido que la transición pseudo-ecológica de Macron deja a los mayores contaminadores libres y exentos de impuestos, y que no cuestiona los acuerdos de libre comercio como el CETA ( adoptado por la Unión Europea y su parlamento ) lo que hace es favorecer las importaciones de carnes tratadas con antibióticos y los productos agrícolas adobados con pesticidas! Un CETA que el Parlamento francés deberá ratificar en 2019, después de las elecciones europeas. La mayoría parlamentaria se tendrá que retratar. Si vota a favor (y tienen la mayoría), demostrará una vez más que está contra el medio ambiente. Cuidado señoras y señores parlamentarios, hoy estáis más que nunca bajo vigilancia popular .
El 26 de mayo de 2019, en las elecciones al Parlamento Europeo, habrá una abstención masiva, la de los invisibles, los despreciados, los rebeldes Y eso es bueno. Será un acto político, porque ya la mayoría de los franceses (60% de abstención en 2014) han entendido que la elección al “Parlamento” europeo es solo una monumental broma electoral. Su único propósito es simular un acto democrático y legitimar todo el sistema de la Unión Europea.
Nada de lo que hace la UE , concebida como una máquina de guerra contra la soberanía del pueblo, organizada para romper las naciones, sirve los intereses de las personas. Su objetivo es esclavizarnos. Durante décadas, lentamente ha impuesto sus políticas neoliberales en todos los niveles de nuestras vidas a través de sus tratados y directivas. La fiscalidad es una de ellas, igual que los bajos salarios, la destrucción de los servicios públicos, las deslocalizaciones, el desempleo.
El boicot de las elecciones europeas no será un silencio, sino un grito clamoroso en todo el país, un masivo rechazo a la complicidad con un sistema que vulnera la democracia y priva a las personas de su soberanía. Las voces de los invisibles que salen del silencio para ocupar la calle y a los caminos siempre han sido más fuertes que los regímenes más feroces.
Ahora la Unión Europea y el euro son la Bastilla que hay que derribar para liberar a Francia, reconstruir la democracia y construir una Europa de los pueblos.
Los chalecos amarillos reclaman la soberanía del pueblo.
Con los chalecos amarillos la Francia de abajo, la Francia periférica, los olvidados por la globalización están denunciando el carácter antidemocrático del sistema político actual. Las demandas para la creación de asambleas ciudadanas y referendos populares así lo atestiguan.
Hay algo muy podrido en Francia. El Presidente de la República es un semi-monarca dedicado a salvar al sistema neoliberal. La Asamblea Nacional no representa a la gente, no solo está compuesta abrumadoramente por diputados de las capas más altas de la sociedad sino que, además, es el vasallo de la Unión Europea. Los parlamentarios, cualquiera que sea su color político, están sujetos al Tratado de Lisboa que ahora está integrado en la Constitución francesa.
Más allá de los cuadernos de reivindicaciones, que están comenzando a ser discutidos localmente, lo que está en cuestión es la legitimidad de las instituciones de nuestro país. Esto implica, como en 1789, participar en una dinámica popular constituyente para establecer una nueva Constitución instituyendo los necesarios procesos democráticos para el progreso social. Esta perspectiva es emocionante y posible. Los chalecos amarillos han abierto una brecha que permite avanzar hacia un cambio de régimen para democratizar al Estado y devolverlo el lugar correcto.
Una vez más, ¡apoyo para los chalecos amarillos!
Que todos aquellos que aún no se han unido a ellos se unan en la batalla con estricto respeto a la independencia a un movimiento popular que abre el camino a nuevas victorias. El 84% de la población apoya el movimiento!
Que los gruñones, los escépticos, los expertos en retórica, los revolucionarios del verbo, los militantes de la izquierda institucionalizada y las estrechas direcciones de los sindicatos abren los ojos y los oídos: es la huelga que de la que tantas veces hablaste, es la gente que tanto veces invocaste la que ahora se levanta , se pone de pie por la dignidad.
Ahora tienes que elegir: “Elige tu campamento camarada”, nos dijeron algunos hace algunos años. ¡Los que se quedan al lado de la calle, con la mirada de un entomólogo, habrán elegido el campamento de los poderosos, los ricos, los explotadores, los dominantes!
PRIMEROS RECLAMOS:
Cancelación de los aumentos del precio del combustible reduciendo la tasa de IVA que se les aplica.
Aumento general de los salarios (incluido el salario mínimo a 1,600 euros netos)
Igual salario para hombres y mujeres.
Incremento de las pensiones (mínimo neto de 1400 euros),
Aumento de las prestaciones por desempleo
Creación de un subsidio los jóvenes desempleados (780 euros al mes), asociado a una pronta empleo.
Ningún campesino, ningún comerciante, ningún independiente, ningún autónomo – debe ganar menos que el salario mínimo
El dinero existe porque la distribución de la riqueza entre trabajo y capital ha aumentado en 200 mil millones de euros para los accionistas.
IVA reducido el IVA para todas las necesidades básicas .
Restauración de la ISF
¡Derogación del CICE que recuperará 44 mil millones de euros!
Derogación del CSG
100% de seguridad social para todos.
Reapertura de líneas y estaciones SNCF.
Creación de servicios de transporte público en todo el territorio.
Reapertura de hospitales públicos y clínicas de maternidad cercanas. https://kritica.info/arde-paris/
submitted by alforo_ to podemos [link] [comments]


2018.03.29 07:56 master_x_2k Insinuación VII

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

_________________Insinuación VII_________________

Cuando acepté unirme a los Undersiders, hubo algunos gritos de alegría. Me sentí un poco culpable, por actuar de forma engañosa. También, de forma irracional, me sentía complacida conmigo misma.
“¿Qué hacemos ahora?” Lisa le preguntó a Brian.
“No estoy seguro”, dijo Brian, “No es como si hubiéramos hecho esto antes”. Supongo que deberíamos contarle a Rachel, pero ella dijo que podría trabajar hoy.”
“Si la chica nueva está de acuerdo con esto, pasemos por nuestro lugar”, sugirió Lisa, “vemos si Rache está allí, celebramos al nuevo recluta y la ponemos al tanto”.
“Seguro”, dije.
“Está a solo unas pocas cuadras”, dijo Brian, “pero llamaríamos la atención si vinieras disfrazada”.
Lo miré por un momento, no queriendo comprender su declaración. Si me tomaba demasiado tiempo responder, me di cuenta, arruinaría este plan antes de que fuera a ninguna parte. En cualquier caso, podría haberme pateado a mí misma. Por supuesto, esto era natural. Unirse a su equipo significaría que se esperaba que compartiera mi identidad, ya que ellos ya lo habían hecho. Hasta que lo hiciera, no podrían confiarme sus secretos.
Podría haber culpado a la falta de sueño o a la distracción de los acontecimientos a primera hora del día, pero eso no cambiaba las cosas. Me había puesto yo sola contra la pared.
“Está bien”, dije, sonando más tranquila de lo que me sentía. O eso esperaba. “Este disfraz es algo incómodo debajo de la ropa. ¿Puedo tener algo de privacidad?
“Quieres un callejón, o...” preguntó Lisa, deteniéndose.
“Me cambiaré aquí, solo tomará un minuto”, le dije, impulsivamente, mientras miraba a mi alrededor. Los edificios en la calle eran en su mayoría de una o dos plantas, con los únicos edificios más altos que el que estábamos a media cuadra de distancia, y el que está justo al lado de nosotros. No había ventanas en el edificio de al lado con un buen ángulo para verme cambiarme, y dudaba que alguien en el edificio distante pudiera verme como más que una figura de dos pulgadas de alto. Si alguien pudiera verme sacarme el traje y notará suficientes detalles para identificarme, me sorprendería.
Mientras los tres se dirigían a la escalera de incendios, saqué la ropa que había metido en la mochila. A excepción de los paneles de armadura, mi traje era esencialmente de una sola pieza, con la excepción del cinturón y la máscara. Mantuve la máscara puesta mientras desabroché el cinturón y me quité el traje principal. No estaba indecente, llevaba una camiseta sin mangas negra y pantalones cortos negros debajo, en parte por calor extra. La seda no era el mejor aislador por sí misma. Me puse los vaqueros y la sudadera, luego me froté los brazos y los hombros para quitarme el frío. Puse mi traje y la lonchera en mi mochila.
Sentí una punzada de remordimiento por no haber elegido mejor ropa que una sudadera holgada y unos vaqueros demasiado grandes para mí. Ese arrepentimiento rápidamente se convirtió en una punzada de ansiedad. ¿Qué pensarían cuando vieran a la verdadera yo? Brian y Alec eran tipos guapos, de maneras muy diferentes. Lisa era, en la escala entre común y bonita, más tirando a bonita. Mi propio nivel de atractivo, por el contrario, me ponía en algún lugar en una escala que iba desde 'nerd' a ‘común’. Mi opinión sobre dónde encajaba en esa escala cambiaba según el estado de ánimo en el que me encontraba cuando me miraba en el espejo. Eran gente cool, confiada y segura de sí misma. Yo era... yo.
Me detuve antes de que pudiera ponerme nerviosa. Yo no era la antigua Taylor aquí. Aquí y ahora, yo era la chica que había puesto a Lung en el hospital, por accidental que fuera. Yo era la chica que iba de encubierto para tratar de obtener los detalles de una pandilla de supervillanos especialmente persistente. Yo era, hasta que se me ocurriera un mejor nombre, Bicho, la chica que los Undersiders querían en su equipo.
Si dijera que bajé por la escalera de incendios llena de confianza, estaría mintiendo. Dicho eso, logré motivarme lo suficiente como para bajar esa escalera, con la máscara todavía puesta y el disfraz en mi bolso. Me puse de pie frente a ellos, miré alrededor para asegurarme de que no había nadie más, y luego me quité la máscara. Mi corazón latió de forma terrible por un momento en los que estuve casi ciega, sus rasgos faciales solo manchas, antes de ponerme las gafas que tenía en mi bolso.
“Hola”, dije, sin convicción, usando mis dedos para peinar mi cabello nuevamente, “supongo que no funcionaría si me siguen llamando Bicho o chica nueva. Soy Taylor.”
Usar mi verdadero nombre fue un gran riesgo de mi parte. Temía que fuera otra cosa por la que me arrepentiría dentro de cinco minutos, parecido a la realización de que tendría que ir sin disfraz. Lo racionalicé diciéndome a mí misma que ya estaba hasta el cuello en esto. Ser sincera sobre mi nombre bien podría salvar mi pellejo si alguno de ellos decidiera investigarme un poco, o si me encontrara con alguien que conocía mientras estaba en su compañía. Pensaba, esperaba, que para cuando todo esto terminara, tal vez podría pedir algunos favores a alguien como Armsmaster y evitar que filtraran mi verdadero nombre. No es imposible de imaginar, dado el nivel de seguridad alrededor de algunas de las cárceles que tenían para parahumanos criminales. En cualquier caso, cruzaría ese puente cuando llegue a él.
Alec ofreció el más leve giro de sus ojos mientras me presentaba, mientras que Brian solo sonrió. Lisa, sin embargo, puso uno de sus brazos alrededor de mis hombros y me dio un apretón de un solo brazo. Ella era un poco mayor que yo, así que era lo suficientemente alta para estar a la altura perfecta para hacerlo. Lo que me pilló desprevenida fue lo agradable que se sintió el gesto. Como si hubiera estado necesitando un abrazo de alguien que no fue mi padre por mucho tiempo.
Caminamos más profundo en los Muelles en grupo. Mientras que yo había vivido en la periferia de la zona toda mi vida, y aunque la mayoría de la gente diría que el vecindario en el que vivía era parte de los “Muelles”, nunca había estado realmente en las áreas que le daban a esta parte de la ciudad una mala reputación. Al menos, no había estado si descontaba la noche anterior, y había estado oscuro entonces.
No era un área que había sido mantenida, y parecía una especie de pueblo fantasma, o como sería una ciudad si la guerra o el desastre obligaran a la gente a abandonarla por unos años. La hierba y la maleza crecían entre grietas en la acera, la carretera tenía baches en los que se podía esconder un gato, y los edificios estaban descoloridos, consistiendo en pintura descascarada, mortero agrietado y metal oxidado. Los colores desaturados de los edificios se contrastaban con salpicaduras de grafiti de colores vivos. Cuando pasamos por lo que una vez había sido una carretera principal para los camiones que viajaban entre los almacenes y los muelles, vi una fila de líneas eléctricas sin cables que se extendían entre ellos. En un punto la maleza se había trepado casi hasta la cima de los postes, solo para marchitarse y morir en algún momento. Ahora cada uno de los postes tenía un lío de plantas marrones muertas colgando de ellos.
También había gente, aunque no muchos estaban fuera de casa. Estaban los que esperabas, como una recolectora de chatarra con un carrito de supermercado y un anciano sin camisa con barba casi hasta el ombligo, recogiendo botellas y latas de un contenedor de basura. Hubo otros que me sorprendieron. Vi a una mujer que parecía sorprendentemente normal, con ropas que no eran lo suficientemente destartaladas como para llamar la atención, llevando a cuatro niños pequeños casi idénticos a un edificio de la fábrica con un cartel descolorido. Me preguntaba si estaban viviendo allí o si la mamá estaba trabajando allí y simplemente no podía hacer nada con sus hijos más que llevarlos con ella. Pasamos junto a un artista de veintitantos años y su novia, sentados en la acera con pinturas apuntaladas a su alrededor. La chica saludó a Lisa con la mano cuando pasamos, y Lisa le devolvió el saludo.
Nuestro destino era una fábrica de ladrillos rojos con una gran puerta corredera de metal cerrada por una cadena. Tanto la cadena como la puerta se habían oxidado tanto que esperaba que ninguno de los dos sirviera de algo. El tamaño de la puerta y la amplitud de la entrada me hicieron pensar que los grandes camiones o pequeñas embarcaciones habrían pasado a través de la entrada en el apogeo de la fábrica. El edificio en sí era grande, se extendía casi la mitad del bloque, dos o tres pisos de altura. El fondo del letrero en la parte superior del edificio se había desteñido del rojo a un rosa naranja pálido, pero pude distinguir las audaces letras blancas que decían 'Soldadura Redmond'.
Brian nos dejó pasar a través de una pequeña puerta a un lado del edificio, en lugar de la gran puerta oxidada. El interior era oscuro, iluminado solo por hileras de ventanas polvorientas cerca del techo. Pude distinguir lo que habían sido máquinas enormes y cintas de correr antes de ser desmanteladas. Las sábanas cubrían la mayoría de los cascarones vacíos y oxidados. Al ver las telarañas, extendí mi poder y sentí bichos por todas partes. Nadie había estado activo aquí por mucho tiempo.
“Vamos”, me instó Brian. Miré hacia atrás y vi que estaba a mitad de una escalera de caracol en la esquina. Me dirigí hacia él.
Después de ver la desolación del primer piso, ver el segundo piso fue un shock. Era un loft[1], y el contraste era sorprendente. Las paredes exteriores eran de ladrillo rojo, y el techo era el de la fábrica, sostenido por un esqueleto de vigas de metal en lo alto. En términos de área general, el loft parecía tener tres secciones, aunque era difícil de definir porque era una disposición tan abierta.
La escalera se abría a lo que habría llamado la sala de estar, aunque solo esa habitación tenía casi tanto espacio como la planta baja de mi casa. El espacio estaba dividido por dos sofás, que estaban dispuestos en ángulo recto el uno con el otro, ambos frente a una mesa de café y uno de los televisores más grandes que jamás había visto. Debajo del televisor había media docena de consolas de videojuegos, un reproductor de DVD y una o dos máquinas que no reconocí. Supuse que podrían tener un TiVo[2], aunque nunca había visto uno. Parlantes más grandes que los televisores que mi papá y yo teníamos en casa estaban a ambos lados de la TV. Detrás de los sofás había mesas, algunos espacios abiertos con alfombras y estantes contra las paredes. Las estanterías estaban llenas hasta la mitad de libros y revistas, mientras que el resto del espacio de la estantería estaba lleno de objetos que iban desde zapatos desechados hasta velas.
La segunda sección era una colección de habitaciones. Sin embargo, era difícil etiquetarlos como tal, porque eran más como cubículos, tres contra cada pared con un pasillo entre ellos. Eran de un tamaño razonable, y había seis puertas, pero las paredes de cada habitación tenían solo dos metros y medio de altura, sin llegar al techo. Tres de las puertas tenían ilustraciones pintadas con aerosol. La primera puerta tenía una corona hecha en un dramático estilo de graffiti. La segunda puerta tenía las siluetas blancas de un hombre y una mujer sobre un fondo azul, imitando los signos de los baños de “hombres” y “mujeres” que eran tan comunes. El tercero tenía la cara de una niña con los labios fruncidos. Me pregunté cuál era la historia allí.
“Bonito arte”, dije, señalando la puerta con la corona, sintiéndome un poco tonta por haber sido lo primero que dije cuando entré en la habitación.
“Gracias”, respondió Alec. Supongo que eso significaba que era su trabajo.
Me tomé otro segundo para mirar alrededor. El otro extremo del desván, la última de las tres secciones, tenía una gran mesa y algunos armarios. Aunque no podía mirar mejor sin cruzar todo el loft, me di cuenta de que su cocina estaba en el otro extremo del desván.
A lo largo, había un desastre. Me sentí casi grosera por prestarle atención, pero había cajas de pizza apiladas en una de las mesas, dos platos sucios en la mesa de café frente al sofá y algunas ropas colgadas en la parte posterior de uno de los sofás. Vi latas de refrescos, o tal vez latas de cerveza, apiladas en una pirámide en la mesa de la habitación del otro lado. Sin embargo, no estaba tan desordenado que pensé que fuera desagradable. Era un lío que hacia una declaración... cómo, 'Este es nuestro espacio'. No hay supervisión adulta aquí.
“Estoy celosa”, admití, siendo honesta.
“Torpe”, dijo Alec, “¿Por qué estás celosa?”
“Quise decir que es genial”, protesté, un poco defensiva.
Lisa habló antes de que Alec pudiera responder, “Creo que lo que Alec quiere decir es que este es tu lugar ahora también. Este es el espacio del equipo, y tú eres un miembro del equipo ahora.”
“Oh”, dije, sintiéndome tonta. Lisa y Alec se dirigieron a la sala de estar, mientras Brian se dirigía al otro extremo del loft. Cuando Lisa me hizo un gesto para que la siguiera fui con ella. Alec se acostó, tomando un sofá entero, así que me senté en el lado opuesto del sofá de Lisa.
“Las habitaciones”, dijo Lisa, “al otro lado, en orden de más cercano a más lejos, están Alec, el baño, el mío”. Eso significaba que la habitación de Alec era la de la corona, y la puerta de Lisa tenía la cara con los labios fruncidos. Ella continuó: “Del lado más cercano a nosotros, la habitación de Rachel, la habitación de los perros de Rachel y el armario de almacenamiento”.
Lisa hizo una pausa, luego miró a Alec y preguntó: “¿Crees que ella-”
“Duh”, Alec la interrumpió.
“¿Qué?” Pregunté, sintiéndome perdida.
“Limpiaremos el armario de almacenamiento”, decidió Lisa, “Para que tengas una habitación”.
Me sorprendí. “No tienen que hacer eso por mí”, le dije, “tengo un lugar”.
Lisa hizo una mueca, casi dolorida. Ella me preguntó: “¿Podemos hacerlo de todos modos, y no hacer un alboroto? Sería mucho mejor si tuvieras tu propio espacio aquí.”
Debo haberme visto confundida, porque Alec me explicó: “Brian tiene un apartamento, y fue bastante firme en cuanto a no necesitar o querer una habitación aquí... pero él y Lisa han estado discutiendo regularmente por eso. No tiene dónde dormir, excepto el sofá, si se lastima y no puede ir a su casa, y no hay lugar para poner sus cosas, así que todo queda por todas partes. Toma la habitación nos harás un favor.”
“Está bien”, dije. Agregué, “Gracias”, tanto por la explicación como por la habitación misma.
“La última vez que se enfrentó a Shadow Stalker, regresó aquí y sangró sobre un sofá blanco”, dijo Lisa, “sofá de novecientos dólares y tuvimos que reemplazarlo”.
“Maldita Shadow Stalker”, se lamentó Alec.
Brian regresó desde el otro extremo del loft, alzando la voz para que lo escuchara mientras se acercaba, “Rache no está aquí, y tampoco sus perros. Ella debe estar caminando o trabajando. Maldición. Me estreso cuando está fuera.” Se acercó a los sofás y vio a Alec tirado en uno.
“Mueve las piernas”, le dijo Brian.
“Estoy cansado. Siéntate en el otro sofá”, murmuró Alec, con un brazo sobre la cara.
Brian miró a Lisa y a mí, y Lisa se movió para hacer espacio. Brian fulminó con la mirada a Alec y luego se sentó entre nosotras. Cambié mi peso y metí una pierna debajo de mí para darle espacio.
“Entonces”, explicó Brian, “aquí está el trato. Dos grandes al mes, solo para ser miembro del equipo. Eso significa que ayudas a decidir qué trabajos hacemos, vas a los trabajos, te mantienes activa, estás disponible si tenemos que llamar.”
“No tengo teléfono”, admití.
“Te conseguiremos uno”, dijo, como si ni siquiera fuera una preocupación. Probablemente no lo fuera. “Generalmente nos llevamos entre diez y treinta y cinco mil por trabajo. Eso se divide en cuatro partes... cinco partes ahora que estás en el equipo.”
Asentí con la cabeza, luego exhalé lentamente, “No son monedas”.
Brian asintió con la cabeza, una pequeña sonrisa jugando en sus labios, “No. Ahora, ¿Qué tan al tanto estás, en cuanto a saber a qué nos enfrentamos?”
Parpadeé un par de veces, luego declaré, “¿Para otras capas locales? He investigado en línea, he leído religiosamente las revistas de capas durante algunos años, más desde que obtuve mis poderes... pero no sé. Si las últimas veinticuatro horas me han enseñado algo, es que hay muchas cosas que no sé, y solo las descubriré por el camino difícil.”
Brian sonrió. Quiero decir, realmente sonrió. De forma que me hizo pensar en un niño en lugar de un hombre casi adulto. Él respondió: “La mayoría no entiende eso, ¿sabes? Trataré de compartir lo que sé, para que no te atrapen desprevenida, pero no temas preguntar si hay algo de lo que no estás segura, ¿de acuerdo?”
Asentí con la cabeza, y su sonrisa se amplió. Él dijo, a través de una risita bonachona, “No puedo decirte cuánto alivio es que te tomes esto en serio, ya que algunas personas-” se detuvo para inclinarse y patear el costado del sofá en el que Alec estaba echado. “-necesitan que les tuerza el brazo para que escuchen, y algunas personas”, señaló con el pulgar sobre el hombro derecho, “piensan que lo saben todo”.
“Sí lo sé todo”, dijo Lisa, “es mi poder”.
“¿Qué?”, ​​Dije, interrumpiendo a Brian. El latido de mi corazón se aceleró, aunque para empezar no había estado exactamente relajado. “¿Eres omnisciente?”
Lisa se rió, “No, no. Aunque sí sé cosas. Mi poder me dice cosas.”
Tragando fuerte, esperando no llamar la atención al hacerlo, pregunté, “¿Cómo?” ¿Cómo por qué me estaba uniendo a su equipo?
Lisa se inclinó hacia adelante y puso sus codos sobre sus rodillas, “Como cuando supe que estabas en la biblioteca cuando me enviaste los mensajes. Si tuviera ganas, y si tuviera los conocimientos técnicos, estoy seguro de que podría haberlo averiguado irrumpiendo en la base de datos del sitio web y hurgando en los registros para encontrar la dirección desde la que te conectaste, pero mi poder simplemente me permite omitir ese paso así.” Ella chasqueó los dedos.
“¿Y por qué exactamente mencionaste que sabías dónde estaba?”, Preguntó Brian, su voz un poco demasiado tranquila.
“Quería ver cómo reaccionaría ella. Jugar con ella un poco,” Lisa sonrió.
“Maldita sea-” Brian comenzó, pero Lisa lo ignoro con un ademán.
“Estoy preparando a la novata,” ella le hizo un ademán de que se fuera, “Grítame más tarde.”
Sin darle la oportunidad de responder, se volvió hacia mí y me explicó: “Mi poder llena los vacíos en mi conocimiento. Por lo general, necesito información para empezar, pero puedo usar detalles que mi poder me provee para descubrir más cosas, y todo como que se conecta y multiplica, dándome un flujo constante de información.”
Tragué saliva, “¿Y sabías que una capa estaba en camino anoche?”
“Sí”, dijo, “llámalo una conjetura con fundamentos.”
“¿Y sabías lo que sucedió en el Cuartel del Protectorado de la misma manera?”
La sonrisa de Lisa se amplió, “Admitiré que hice trampa allí. Averiguar contraseñas es bastante fácil con mi poder. Escarbo entre los documentos digitales del Cuartel del Protectorado y disfruto de un pequeño reality con sus cámaras de vigilancia cuando estoy aburrida. Es útil porque no solo estoy consiguiendo información de lo que veo, escucho y leo, sino que mi poder llena los detalles de cosas como cambios en su rutina y en la política del equipo.”
La miré, una gran parte de mí horrorizada de haber entrado en una situación encubierta frente a una chica con super intuición.
Tomando mi silencio por admiración, sonrió con su sonrisa astuta, “No es tan sorprendente. Soy realmente mejor con cosas concretas. Donde están las cosas, conocer los tiempos, encriptación, blah blah blah. Puedo leer algo en los cambios en el lenguaje corporal o la rutina, pero es menos confiable y un poco un dolor de cabeza. Suficiente sobrecarga de información sin ello, ¿sabes?”
Sí lo sabía, su explicación hizo eco de mis propios pensamientos con respecto a mi capacidad de ver y escuchar cosas a través de mis bichos. Aun así, sus palabras no me hicieron sentir mucho mejor.
“Y”, dijo Brian, todavía mirando ceñudo a Lisa, “Incluso si ella sabe mucho, eso no significa que Lisa no puede ser una idiota a veces.”
Lisa le dio un puñetazo en el brazo.
“Entonces, ¿cuáles son tus poderes?”, Le pregunté a Brian y Alec, con la esperanza de un cambio de tema.
No tuvieron la oportunidad de decirme. Oí ladridos desde la planta baja. En un latido del corazón estaba de pie, a tres pasos del sofá. Tres perros gruñendo me tenían contra la pared, la baba salía volando de sus bocas cuando sus dientes rechinaban acercándose a mis manos y cara.
[1] Un loft, desván o galería es un gran espacio con pocas divisiones, grandes ventanas y muy luminoso.
[2]TiVo: es un aparato que permite grabar el contenido de la televisión en un disco duro interno.

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2016.05.24 04:41 ShaunaDorothy Los obreros de Lázaro Cárdenas le dieron duro a la patronal ¡Quienes trabajan deben gobernar! PRI, PAN y PRD partidos capitalistas: ¡Forjar un partido obrero! (Septiembre de 2006)

https://archive.is/EsxLa
Espartaco No. 26 Septiembre de 2006
A continuación publicamos fragmentos de una plática de nuestro camarada Sacramento Talavera, dada el 12 de mayo de 2006 en el Museo Casa de León Trotsky. El lunes 21 de agosto, tras 141 días de lucha, los obreros de Sicartsa levantaron la huelga, habiendo conseguido aumento salarial, la totalidad de salarios caídos, el retiro de los cargos contra los huelguistas y el reconocimiento de Gómez Urrutia como su dirigente ante los patrones, entre otras cosas, dándole quince días al gobierno federal para reconocer a Gómez Urrutia.
La sociedad mexicana es altamente volátil. La lucha del sindicato minero, especialmente la huelga, todavía en curso, de los obreros de Sicartsa en Lázaro Cárdenas, Michoacán, es el estallido más importante de lucha de clases en al menos una década, y su resultado marcará una pauta para las luchas obreras en el futuro inmediato. El Grupo Espartaquista de México se solidariza plenamente con la lucha de los mineros y metalúrgicos. Nosotros decimos: ¡gobierno, manos fuera del sindicato minero! ¡Victoria a los paros mineros! Repudiamos el sangriento ataque policiaco contra los obreros de Sicartsa del 20 de abril, que cobró la vida de dos jóvenes obreros. Nos solidarizamos con sus familiares, amigos y compañeros, así como con los de los 65 mineros caídos en la tragedia de Pasta de Conchos, ocasionada por la insaciable sed de ganancias de los patrones chupasangre.
La lucha del SNTMMSRM (Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana) sucede en el contexto de la contienda electoral del 2 de julio. Los espartaquistas no tomamos parte en esta contienda, pues ninguno de los candidatos representa los intereses de la clase obrera. El PAN, el PRI y el PRD son partidos burgueses avocados a la perpetuación del brutal sistema de explotación capitalista. Luchamos por construir un partido obrero revolucionario, siguiendo el ejemplo de los bolcheviques de Lenin y Trotsky, para luchar por la revolución proletaria.
Para nadie es un secreto que el PAN es el partido histórico de la reacción católica, formado por neocristeros con una fuerte motivación ideológica abiertamente antiobrera. El PRD burgués, por su parte, posa como amigo de los obreros y los oprimidos. La sociedad mexicana está hoy altamente polarizada en torno a la disyuntiva entre el “neoliberalismo” cristero del PAN y el populismo nacionalista del PRD, con el PRI dividido entre ambas ideologías. La convulsiva lucha de los mineros refleja el hartazgo generalizado entre los obreros con las brutales políticas económicas hambreadoras y descaradamente antiobreras de las últimas dos décadas. Pero el “neoliberalismo” y el populismo no son más que dos formas alternativas de administrar el capitalismo. Independientemente de sus diferencias, cada una conlleva necesariamente la explotación y la represión de las masas.
La burguesía entera está preocupada por la amenaza de estallidos sociales ante la creciente polarización social en la víspera de la contienda electoral, y ha estado trabajando tiempo extra para eliminar los llamados “focos rojos”. Apenas dos semanas después del sangriento ataque a los obreros de Sicartsa, los tres principales partidos de la patronal volvieron a unirse en la salvaje represión por parte de al menos 3 mil 500 policías contra los campesinos de Atenco, con un saldo de dos jóvenes muertos, más de doscientos arrestados y decenas de heridos, muchos de gravedad, así como repugnantes casos de violación y otras vejaciones por parte de la policía contra los arrestados.
Los mineros le dan duro a la patronal
La lucha del sindicato minero comenzó cuando el gobierno y los patrones, enfrentando la ira de los familiares y compañeros de los mineros fallecidos en Pasta de Conchos, trataron de alejar la atención de sí mismos y fueron tras el sindicato, destituyendo a su dirigente, Napoleón Gómez Urrutia, e instalando a su propio títere, Elías Morales. La respuesta del sindicato fueron los paros escalonados de 40 horas a través de toda la república y, posteriormente, el paro iniciado el 2 de abril en Sicartsa y Mittal en Lázaro Cárdenas, junto con otras huelgas en Nacozari, Sombrerete, Taxco y otros lugares.
La Sección 271 del sindicato minero en Lázaro Cárdenas tiene ya una larga historia de combatividad. En 2001, por ejemplo, la empresa trató de desbandar la sección y formar un sindicato blanco. Los obreros eligieron un nuevo comité ejecutivo opuesto al apoyado por la empresa y realizaron plantones. La empresa envió a los granaderos a desalojar a los obreros y, como sucedió nuevamente hace poco, con el apoyo de la población los obreros hicieron que la policía terminara echándose a correr. Apenas el año pasado esta misma sección se fue a huelga en lucha por sus propias demandas económicas y por la sindicalización de sus compañeros en Apodaca, Nuevo León, bastión del “sindicalismo” blanco panista al que están acostumbrados los patrones Villarreal.
Lázaro Cárdenas es un puerto eminentemente industrial de unos cien mil habitantes, centrado en las plantas siderúrgicas y los muelles, principalmente relacionados con éstas. Además de Sicartsa hay otra planta metalúrgica, Mittal, de capital indio, ambas organizadas por la Sección 271 del SNTMMSRM. El complejo siderúrgico del Grupo Villacero, centrado en Monterrey y con plantas en diversas partes del país, incluyendo una aquí en Tultitlán, es el más importante de América Latina y el de más bajo costo de producción. Según nos dijo un obrero, estas plantas exportan diversos productos de acero a EE.UU., Corea del Sur, Japón y China. Otro obrero nos dijo que los Villarreal eran meros prestanombres de Salinas. Fue éste tipo quien privatizó Sicartsa, regalándosela a los Villarreal por 170 millones de dólares, siendo que los ingresos de la empresa suman unos 2 mil 500 millones de dólares al año. Aparentemente, los Villarreal ni siquiera han terminado de pagar la compra de la empresa.
La lucha de los mineros-metalúrgicos es un ejemplo nítido de por qué los comunistas basamos nuestra perspectiva en la clase obrera; es una muestra del antagonismo constante entre los intereses de la burguesía y del proletariado y de la fuerza social de éste último. La industria metalúrgica es una de las más estratégicas del país, junto con la petrolera y los servicios básicos como electricidad y transportes. Al momento del ataque policiaco contra los obreros de Sicartsa, las pérdidas por el paro en esa empresa se estimaban en unos 80 millones de dólares. 75 por ciento de las ramas industriales del país está relacionado con el sector acerero. Los estudiantes y los campesinos pobres son muy combativos, pero es obvio que simplemente no tienen poder social. La posición de la clase obrera como la encargada de echar a andar todas las ramas de la economía capitalista le da el poder de paralizarla.
Hicimos dos viajes a Lázaro Cárdenas el mes pasado. El primero fue una semana antes del ataque policiaco. De inmediato encontramos muchas ilusiones en el PRD burgués. Aun así, los obreros se mostraron muy abiertos e interesados en nuestra revista, de la cual distribuimos decenas de ejemplares junto con cientos de copias de nuestra declaración del 11 de marzo, “¡Gobierno, manos fuera del sindicato minero!” Uno de los obreros nos dijo que si había represión contra su paro, vendría del gobierno federal, pues Cárdenas Batel había prometido no enviar a la policía.
Regresamos a Lázaro Cárdenas unos días después del ataque policiaco. Las inmediaciones de Sicartsa asemejaban un campo de batalla. Al menos 800 elementos de varias corporaciones policiacas, incluyendo la estatal de Cárdenas Batel y la PFP, llegaron la mañana del jueves 20 de abril. Con armas de fuego, gas lacrimógeno y a macanazos lograron desalojar a los obreros. Unas dos horas después, todos los obreros (incluyendo de Mittal) junto con parte importante de la población local se concentraron en la entrada principal de la planta con trocas llenas de piedras. Algunos obreros se montaron en los diversos y gigantescos camiones de minería —palas mecánicas, pipas y camiones de volteo— para defenderse de la embestida policiaca. Tras algunas horas de batalla campal, lograron repeler a la policía y recuperar el control de la planta, con el costo de dos obreros muertos.
Los gobiernos federal y estatal habían dicho que los policías iban desarmados. Tras verse obligados a reconocer que iban armados, el gobierno afirmó que tenían órdenes de disparar “sólo a los pies”. Aun esta macabra burla fue refutada por los sangrientos hechos. Los obreros muertos recibieron balazos en la cabeza. Los obreros nos dijeron que llenaron una cubeta, de 19 litros de capacidad, con casquillos. El periódico de la sección sindical incluye una fotografía de numerosos casquillos de escopeta, pistolas de mano y rifles de asalto.
Había un cambio notable en la percepción del PRD. La mayoría de los obreros con los que hablamos ya no defendía al PRD contra nuestra oposición marxista a éste, sino que escuchaba en silencio. Muchos nos daban la razón. Tras explicarle la necesidad de la revolución socialista, uno respondió: “Sí, la burguesía sólo entiende a chingadazos.” La brutal represión llevada a cabo por el PRD y el PAN estremeció las ilusiones de los obreros en el PRD, pero sería iluso pensar que las destruyó. La conciencia de la mayoría de los obreros claramente se mantiene dentro del marco burgués del populismo.
El populismo nacionalista: Trampa mortal para los obreros
Los hechos en Atenco y Lázaro Cárdenas han mostrado que las ilusiones en los populistas burgueses son, literalmente, suicidas. Tras décadas de brutal “neoliberalismo”, en años recientes ha habido un viraje a través de América Latina de regreso al viejo populismo nacionalista que alguna vez representó prominentemente el PRI. Este viraje no es anticapitalista sino que, al contrario, refuerza las ataduras de la clase obrera a sus explotadores. El objetivo del PRD es estabilizar el evidentemente volátil régimen capitalista mexicano y renegociar los términos de su subordinación al imperialismo, tratando de obtener unas cuantas migajas más de la mesa de sus amos en la Casa Blanca.
Debido a la debilidad de la lacaya burguesía mexicana respecto a sus amos y la fuerza de la clase obrera, el ala de la burguesía mexicana representada por el PRD y en parte por el PRI requiere el apoyo de la clase obrera para alcanzar sus objetivos, y por ello trata de presentarse ocasionalmente como su amiga, otorgándole algunas concesiones. A pesar de las diferencias en la retórica que utilizan, AMLO, Hugo Chávez y Evo Morales son esencialmente lo mismo y persiguen el mismo fin: engatuzar a las masas (ver artículo en página 24).
¡Por la revolución permanente!
Basamos nuestro programa en la perspectiva de la revolución permanente formulada por el bolchevique León Trotsky. En la época del imperialismo, no existe ninguna ala “progresista” de la burguesía. Los gobernantes capitalistas de países industrialmente atrasados como México están totalmente subordinados a sus amos imperialistas y son incapaces de conseguir incluso las demandas democráticas burguesas elementales, como la emancipación nacional. Erigiéndose como el caudillo de todos los oprimidos, la clase obrera es la única capaz de romper el yugo imperialista, sacar a los campesinos del abismo de miseria e ignorancia en que se encuentran, sentar las bases para la emancipación de la mujer, otorgar plenos derechos democráticos a los homosexuales, etc. La forma de conseguirlo es la revolución socialista: la destrucción del estado burgués y la construcción de un estado obrero basado en la propiedad colectiva de los medios de producción y la planificación económica.
El instrumento esencial para lograr una revolución socialista es el partido de vanguardia leninista-trotskista, como el de los bolcheviques. Fusionando a los intelectuales desclasados dispuestos a luchar por la causa del proletariado con los obreros más avanzados, este partido debe componerse de revolucionarios profesionales que lleven la conciencia revolucionaria a la clase obrera; debe actuar como la memoria histórica de ésta, llevándole las lecciones de la historia de la lucha de clases mundial. Este partido debe construirse combatiendo todo tipo de influencia ideológica burguesa en la clase obrera, luchando, esencialmente, por su independencia política.
La posición marxista respecto a los sindicatos
En la época imperialista, los sindicatos se vinculan cada vez más estrechamente con el poder estatal y tienden a funcionar como organizaciones de subordinación y disciplina de la clase obrera, sirviendo como un instrumento auxiliar del capitalismo. Escribiendo en 1940, poco antes de ser asesinado por un esbirro de Stalin, Trotsky explicó este fenómeno en “Los sindicatos en la era de la decadencia imperialista” (1940):
“Como el capitalismo imperialista crea en las colonias y semicolonias un estrato de aristócratas y burócratas obreros, éstos necesitan el apoyo de gobiernos coloniales y semicoloniales, que jueguen el rol de protectores, de patrocinantes y a veces de árbitros. Ésta es la base social más importante del carácter bonapartista y semibonapartista de los gobiernos de las colonias y de los países atrasados en general. Ésta es también la base de la dependencia de los sindicatos reformistas respecto al estado.”
Así, la lucha por la democracia interna y por la independencia de los sindicatos respecto al estado no pueden ser separadas de la lucha por una dirección revolucionaria —el forjamiento de un partido de vanguardia—.
Hoy día los sindicatos están dirigidos, sin excepción, por burocracias procapitalistas. Los dirigentes de la CTM y el CT han apoyado a Fox en el ataque contra el sindicato minero y respaldaron al esquirol Elías Morales. Los dirigentes sindicales obtienen sus privilegios de su posición al frente de las organizaciones obreras, y hoy algunos están viendo esta posición amenazada por el gobierno. Por primera vez, este Primero de Mayo marcharon los mal llamados sindicatos “independientes” con sindicatos afiliados al PRI, incluyendo al SNTMMSRM. Aunque los sindicatos mal llamados “independientes” son, de hecho, más democráticos, sus burócratas, casi siempre leales al PRD, atan a la clase obrera a los patrones sobre todo mediante la ideología nacionalista e ilusiones en la reforma “democrática” del estado capitalista. Los marxistas revolucionarios buscamos que la clase obrera sustituya a todas estas direcciones burocráticas y procapitalistas con direcciones basadas en un programa de independencia política proletaria y oposición a todos los partidos burgueses.
Nos oponemos a cualquier intromisión del estado en los sindicatos, aun los más burocráticos. El interés de los capitalistas y su estado es atarlos, debilitarlos y, si pueden, destruirlos de plano. La clase obrera debe limpiar su propia casa. Como parte de nuestra lucha por la completa independencia de los sindicatos respecto al estado capitalista, nos oponemos también a toda la legislación que los ata al estado: el arbitraje obligatorio, la “toma de nota”, el control de las cuotas de los afiliados por el estado. Llamamos por: ¡gobierno, manos fuera del sindicato minero! ¡Abajo los cargos contra Napoleón Gómez Urrutia! ¡Libertad inmediata a Indalecio Pérez Morones! ¡Abajo los cargos contra todos los obreros paristas!
Quisiera hacer un paréntesis para explicar una analogía clásica del marxismo que hizo Trotsky refiriéndose a los sindicatos y el estado obrero degenerado soviético. Como Trotsky escribió hace más de medio siglo, “En el último análisis, el estado obrero es un sindicato que ha tomado el poder” (En defensa del marxismo, 1939). Los trotskistas comprendimos siempre el carácter de clase de la URSS como un estado obrero y, por lo tanto, la defendíamos contra el imperialismo y la contrarrevolución a pesar de las políticas reaccionarias de la burocracia estalinista dirigente. Hoy defendemos a los estados obreros, nacidos deformados, que aún quedan: Cuba, China, Vietnam y Corea del Norte. Defender a estos estados es un deber del proletariado mundial, y el futuro de China en particular es de suma importancia para el porvenir de la lucha de clases al nivel global. De igual forma, defendemos a los sindicatos contra la patronal a pesar de las burocracias procapitalistas que los dirigen. Y así como luchamos por una dirigencia clasista y anticapitalista en los sindicatos, luchamos por revoluciones políticas proletarias en los estados obreros deformados que hoy siguen existiendo para echar a los burócratas estalinistas y remplazarlos con regímenes basados en la democracia obrera y el internacionalismo revolucionario.
En realidad no hace falta ser marxista para defender a los sindicatos contra el estado. Sólo se requiere una conciencia de clase elemental. Sin embargo, esta línea básica nos ha ganado vociferantes recriminaciones del Grupo Internacionalista (GI), que, como el “delegado zero”, refleja y busca explotar los prejuicios pequeñoburgueses antisindicales imperantes en el medio estudiantil y en el muy mal llamado “anticapitalista”. Según el GI, los sindicatos priistas, incluido el SNTMMSRM, no son organizaciones obreras, sino “el enemigo de clase” (El Internacionalista/Edición México No. 1, mayo de 2001). También sostiene que “El hecho es que las federaciones corporativistas del PRI son tan sindicatos obreros como los sindicatos blancos patrocinados por el derechista PAN; por el contrario, son aparatos para el control burgués de los trabajadores” (The Internationalist No. 11, verano de 2001). Así, el GI descarta con un movimiento de la mano a poderosísimos sindicatos como el minero-metalúrgico o el petrolero, identifica a las bases con sus dirigencias y se niega a defender a estos sindicatos contra los ataques del estado. La lucha de clases le ha dado una bofetada al GI, y no ha podido salir de su estupor.
En su publicación más reciente (suplemento especial de El Internacionalista, mayo de 2006), lo más que llega a decir es que esta lucha “se trata de un ajuste de cuentas dentro del régimen”, es decir, una pugna interburguesa, que de alguna manera extraordinaria “incide sobre los trabajadores, por lo que hay que movilizarse para rechazar este golpe de fuerza del gobierno”. La citada publicación del GI incluye dos artículos sobre el sindicato minero, en los que da un recuento de las traiciones de las burocracias priistas durante el último medio siglo y estúpidamente pone un signo de igual entre la empresa y el gobierno, por un lado, y el sindicato, por el otro. Mientras que lanza consignas pomposas como “¡Huelga nacional contra el gobierno asesino!”, conspicuamente ausente, en 10 páginas a dos columnas, está cualquier consigna elemental exigiendo que el estado saque las manos del sindicato minero, algún llamado por la victoria de los paros mineros, cualquier exigencia de que se retiren los cargos contra cualquiera de los paristas y dirigentes bajo acusaciones estatales, incluyendo a Gómez Urrutia. Si el GI fuera honesto, diría abiertamente que no defiende al sindicato ni sus paros. Huelga decir que la del GI es una posición rompesindicatos indigna ya no digamos de quien se reclama “marxista”, sino de cualquier militante sindical decente.
Como Trotsky explicó en “Los sindicatos en la era de la decadencia imperialista”:
“Se trata esencialmente de luchar para ganar influencia sobre la clase obrera. Toda organización, todo partido, toda fracción que se permita tener una posición ultimatista respecto a los sindicatos, lo que implica volverle la espalda a la clase obrera sólo por no estar de acuerdo con su organización, está destinada a perecer. Y hay que señalar que merece perecer.”
La clase obrera necesita su propio partido para luchar por la revolución proletaria, pues ésta es la única solución a los problemas de las masas explotadas, pauperizadas y oprimidas. No hay atajos. Los espartaquistas nos basamos en la experiencia fundamental de toda la historia de la lucha de la clase obrera: la Revolución de Octubre. Y nuevos Octubres alrededor del mundo son nuestro objetivo. Los invitamos pues a estudiar nuestra prensa y los clásicos del marxismo y discutir con nosotros. Si están de acuerdo con esta perspectiva, únanse a nosotros en la lucha por la emancipación de la clase obrera, pues ésta significa la emancipación de la humanidad entera.
Espartaco No. 26
Espartaco No. 26
Septiembre de 2006
·
Amenaza de represión masiva ante repudio a dudosa victoria electoral del PAN
Los ataques del PAN contra los obreros y oprimidos y la lucha por la revolución socialista
¡Romper con AMLO y el PRD burgués! ¡Forjar un partido obrero revolucionario internacionalista!
·
Bolivia: Trotskismo vs. nacionalismo burgués
·
Los obreros de Lázaro Cárdenas le dieron duro a la patronal
¡Quienes trabajan deben gobernar!
PRI, PAN y PRD partidos capitalistas: ¡Forjar un partido obrero!
·
Iglesias, instituciones de caridad y dinero de la CIA
La estafa de los Foros Sociales
El que paga manda
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/26/cardenas.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.05.21 23:22 ShaunaDorothy ¡Libertad inmediata a Antonio y Héctor Cerezo y Pablo Alvarado! (verano de 2005)

https://archive.is/wGbn1
Espartaco No. 24 (Joven Espartaco)
verano de 2005
¡Libertad inmediata a Antonio y Héctor Cerezo y Pablo Alvarado!
El pasado 1º de marzo Alejandro Cerezo Contreras fue liberado del penal de La Palma luego de que un tribunal federal le otorgara un amparo contra su sentencia a siete años y medio de prisión por los delitos de delincuencia organizada y acopio de armas. Originalmente, Alejandro, estudiante de Sociología en la UAM y Economía en la UNAM, fue acusado, junto con sus hermanos Antonio y Héctor (este último estudiante de la Facultad de Filosofía y Letras en la UNAM) y Pablo Alvarado Flores, de una letanía absurda de delitos (terrorismo, daño en propiedad ajena, asociación delictuosa, almacenamiento de armas, cartuchos y artificios) por ser los supuestos responsables de tres petardazos en sucursales de Banamex en agosto de 2001 y pertenecer a las Fuerzas Armadas Revolucionarias del Pueblo (FARP), grupo guerrillero que se había adjudicado el ataque. Antonio y Héctor Cerezo y Pablo Alvarado continúan en prisión cumpliendo una sentencia de siete años y medio.
Los hermanos Cerezo y Pablo Alvarado fueron víctimas de un embuste policiaco y son prisioneros de la lucha de clases. Las “pruebas” para detenerlos fueron armas, cartuchos y dispositivos electrónicos para realizar artefactos explosivos supuestamente “encontrados” en el domicilio de Héctor y Antonio y propaganda perteneciente al Ejército Popular Revolucionario (EPR). Sin embargo, su defensa se encargó de echar abajo la mayoría de las acusaciones. Por ejemplo, las armas y artefactos explosivos nunca fueron puestos a consideración del juez, ni tampoco reconocidos por los policías que realizaron el cateo a la casa de los Cerezo. Ningún testigo pudo ubicar a los acusados en el lugar de las explosiones.
Aunque fueron absueltos por los delitos relacionados con los petardazos en las sucursales de Banamex, los Cerezo fueron sentenciados por los demás delitos con el argumento de que “al colocarse los explosivos se pintaron las siglas FARP, grupo guerrillero al que sin duda estaban vinculados los acusados, al menos con su ideología.” Esto hace evidente que el verdadero motivo de su detención es su ideología opuesta al orden social existente.
Durante su detención y juicio, los hermanos Cerezo fueron víctimas una y otra vez de la brutalidad estatal. En tres cartas desgarradoras escritas desde La Palma, Héctor, Antonio y Alejandro narran cómo, en el momento de su detención, fueron golpeados en diversas partes del cuerpo, tirados del pelo fuertemente, asfixiados con bolsas de plástico (incluso una de ellas contenía tunas sin pelar momentos antes de ser utilizada para asfixiarlos), recibieron amenazas de violación, de traslado al Campo Militar No. 1 y de desaparición, entre otras muchas vejaciones más. Ya en el penal de La Palma, los Cerezo comprobaron la humillación y maltrato que sufren las miles de personas internas en las cárceles mexicanas, situación que se recrudeció con la toma del penal por el ejército. Alejandro expresa amargamente que podían comer o salir al patio sólo si “bien les iba”. Además, los Cerezo fueron separados ilegalmente y dos de ellos trasladados a otros penales de máxima seguridad. Emilia y Francisco, los dos hermanos libres, recibieron diversas llamadas telefónicas amenazándolos de muerte y encontraron una cámara de vigilancia frente a su casa.
Los hermanos Cerezo habían realizado trabajo comunitario en regiones indígenas marginadas y publicaron la revista de crítica política y cultural Revuelta. Sus padres, Emilia Contreras y Francisco Cerezo, han sido desde muy jóvenes luchadores sociales. Este último ha defendido a presos políticos y ha dado pláticas en algunas universidades y escuelas normales rurales sobre la vida de Emiliano Zapata y en defensa de la Revolución Cubana. La actividad crítica y de lucha social de la familia Cerezo y la posesión de libros y propaganda política son las verdaderas causas de su detención y represión. Los hermanos Héctor y Antonio Cerezo y Pablo Alvarado son prisioneros de la guerra de clases; está en el interés de los trabajadores y todos los oprimidos luchar por su liberación inmediata, ya que con su detención y encarcelamiento el estado burgués quiere intimidar a todo aquél que se oponga a las injusticias del sistema capitalista y luche por mejores condiciones de vida para los oprimidos. En su incesante esfuerzo por destruir toda disidencia social, el estado mexicano detiene ilegalmente, tortura, fabrica delitos, desaparece personas y ejecuta. Su objetivo es aterrorizar a la población y detener la lucha social. Al defender a los Cerezo y Pablo Alvarado defendemos también el derecho de los izquierdistas en su conjunto a existir y luchar. En la Juventud Espartaquista exigimos: ¡Abajo los cargos contra Héctor y Antonio Cerezo y Pablo Alvarado! ¡Libertad inmediata e incondicional!
Solamente la movilización más amplia del poder social de la clase obrera, que deriva de su relación con los medios de producción, podrá lograr extender la victoria de la libertad de Alejandro Cerezo a los demás prisioneros de la guerra de clases, y no la supuesta “imparcialidad” y “justicia” de tal o cual órgano del estado burgués. Hacemos el más amplio llamado a los obreros, estudiantes, organizaciones de izquierda y jóvenes interesados en repudiar esta campaña rastrera de represión a nutrir las movilizaciones que luchan por la libertad de los hermanos Cerezo. ¡Un golpe contra uno es un golpe contra todos! ¡No hay justicia en los tribunales burgueses!
Régimen foxista continuador de la guerra sucia
Es bien sabido que el PRI llevó a cabo asesinatos masivos contra estudiantes en los años de 1968 y 1971, de indígenas en Acteal y Aguas Blancas, reprimió a sangre y fuego las luchas obreras, militarizó Chiapas, realizó miles de desapariciones de izquierdistas y críticos, etc. La lista de crímenes en la cuenta de este asqueroso partido burgués es interminable (ver “La guerra sucia del capitalismo mexicano”, Espartaco No. 19, otoño-invierno de 2002). Sin embargo, burgueses y toda clase de liberales celebraron estridentemente la llegada de la “democracia”, supuestamente simbolizada por el acceso al poder de Fox y sus compinches seminaristas del PAN, poniendo fin a setenta años de brutal régimen priista. Los marxistas del Grupo Espartaquista y la Juventud Espartaquista advertimos desde un principio que esto no era más que una burla cínica. Además de sus medidas económicas hambreadoras, los ataques contra las conquistas laborales de los trabajadores y su clericalismo reaccionario, el régimen de Fox se ha caracterizado por la venal represión y la implementación de medidas draconianas como la novísima Ley de Seguridad Nacional que legaliza prácticas comunes de la “guerra sucia” como el espionaje telefónico. Además, esta nueva ley implica que las huelgas en servicios públicos estratégicos (petróleo, electricidad, comunicaciones, etc.) podrían ser consideradas atentados contra la “seguridad nacional” y justifica su represión.
PRI, PAN y PRD están metidos hasta el cuello en la guerra sucia. Menos de un año después de que Fox llegara a la presidencia, sucedió el brutal asesinato de Digna Ochoa, luchadora social y abogada de los hermanos Cerezo, que había pasado gran parte de su vida defendiendo a huelguistas, campesinos y estudiantes acusados de “terrorismo”. Después de haber vivido mucho tiempo bajo amenazas de muerte y represión estatal, Digna fue baleada en la cabeza y en las piernas, ¡y el gobierno perredista encabezado por López Obrador afirmó que se trataba de un suicidio y cerró las averiguaciones sobre el caso!
El PRD burgués ha sabido también utilizar el terror estatal contra la población cuando ha sido necesario. A pesar de su careta de “amigo de los pobres”, el PRD participó en la represión de los activistas de la UNAM durante la huelga estudiantil de 1999-2000 que defendían la educación pública y gratuita. Por ejemplo, su policía capitalina llevó a cabo una brutal golpiza contra los estudiantes durante una marcha pacífica en el Periférico. Además, fue López Obrador el primero en proponer que el penal de La Palma se militarizara, implantando la funesta disciplina militar. ¡Ninguna confianza en los partidos burgueses PAN, PRI y PRD!
La UNAM sigue siendo escenario de una ofensiva salvaje contra activistas de izquierda. El 19 de abril de 2004, el día anterior a la conmemoración del quinto aniversario de la huelga estudiantil de 1999-2000, desapareció el estudiante de la Facultad de Filosofía y Letras Pável González. …l era un conocido activista zapatista y miembro del comité de huelga del CCH-Sur durante la huelga estudiantil, y también había participado en las protestas contra la “globalización” durante el foro económico mundial llevado a cabo en Cancún. Su cuerpo fue descubierto el 23 de abril en el Ajusco con signos de una brutal tortura, lesiones y violación ocasionados desde el primer día por sus siniestros captores. Este infame crimen nos recuerda a las peores épocas de la “guerra sucia”.
El 7 de mayo también de 2004, fueron baleados a sangre fría en la Facultad de Trabajo Social tres conocidos activistas por su defensa de la educación pública y gratuita: Mayra Claudia Valenzuela, José Luis Cordero y Noé Lucio Becerril. El verdugo fue el porro gángster Rodolfo Hernández, conocido por su vínculo con las autoridades universitarias. Incluso testigos oculares narran que fue ayudado por éstas para escapar después de perpetrar su ignominioso crimen.
Las vengativas autoridades universitarias han expulsado a alrededor de 300 estudiantes desde la fatídica ruptura de la huelga estudiantil por la PFP el 6 de febrero de 2000 por su participación en esa lucha y otras actividades de protesta. Por ejemplo, Francisco de Anda, partidario de la Liga de Trabajadores por el Socialismo, fue expulsado únicamente por pasar un volante y llamar por la abstención o voto nulo en las elecciones para consejeros universitarios. Otro caso es la expulsión del activista Jorge Martínez Valero. Su “delito” fue haber participado en la defensa de un paro en la Facultad de Ciencias Políticas, que conmemoraba el primer aniversario de la supresión de la huelga estudiantil, contra el ataque de 35 rompehuelgas que incluían a funcionarios y profesores universitarios. No contentas con esto, las funestas autoridades universitarias levantaron cargos contra Martínez Valero por “daño en propiedad ajena” por haber supuestamente dañado inmobiliario de la UNAM durante una toma de rectoría el 24 de febrero de 2004. Lo que las autoridades pretenden es criminalizar a este izquierdista por su actividad crítica. La Juventud Espartaquista exige: ¡Reinstalación inmediata de todos los activistas expulsados! ¡Abajo la represión contra activistas estudiantiles!
En México, como en los demás países subdesarrollados, el régimen “democrático” es sólo una frágil fachada que cubre la más brutal dictadura de la burguesía. Pero incluso en los países capitalistas avanzados la democracia burguesa parlamentaria, que los capitalistas hacen a un lado sin empacho para arremeter contra cualquier reto a su régimen, no es sino una cobertura para su dictadura de clase. Como explicó el gran revolucionario ruso Vladímir Ilich Lenin en su magistral obra La revolución proletaria y el renegado Kautsky: “La democracia burguesa, pese a ser un gran avance histórico en comparación con el medioevo, sigue siendo siempre —y no puede dejar de serlo bajo el capitalismo— estrecha, truncada, falsa e hipócrita, un paraíso para los ricos y una trampa y un engaño para los explotados, para los pobres.” A la par de sus recursos “democráticos” demagógicos, los capitalistas, para sostenerse en el poder, utilizan a la policía, el ejército, los tribunales, las cárceles —todo el aparato coercitivo irrevocablemente comprometido con la defensa de los intereses de la burguesía—. El estado se reduce a los destacamentos de hombres armados que mantienen la dictadura social de la clase dominante a través de la violencia. Esta función es imprescindible para la existencia del capitalismo y no desaparecerá por el intercambio del poder político entre los partidos burgueses, que pueden discrepar en muchas cosas, pero están de acuerdo en la condición fundamental del capitalismo: la preservación de la propiedad privada de los medios de producción mediante el uso sistemático de la violencia estatal.
Únicamente la toma del poder por la clase obrera, arrastrando tras de sí a todos los oprimidos, mediante una revolución socialista traerá justicia a las masas explotadas. Queremos ganar a la gente interesada en eliminar la miseria de esta sociedad a la perspectiva de la necesidad de una revolución socialista para erradicar de raíz al sistema capitalista de pobreza y represión. Para lograr este objetivo es indispensable forjar un partido proletario revolucionario, un tribuno del pueblo, defensor de todos los oprimidos por el capitalismo (indígenas, mujeres, homosexuales, inmigrantes, negros, etc.). Este partido obrero será como el Partido Bolchevique de Lenin y Trotsky que, luchando a la cabeza de todos los sectores explotados, llevó a cabo la grandiosa Revolución de Octubre y sacó al marxismo de los libros para trasladarlo a la realidad. ¡Por nuevas Revoluciones de Octubre!
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/24/cerezo.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2014.12.28 11:02 foresbailo AHORA QUE ESTAMOS EN LA FIESTA DEL CONSUMO LLAMADA NAVIDAD...El imperio del consumo POR Eduardo GALEANO

La explosión del consumo en el mundo actual mete más ruido que todas las guerras y arma más alboroto que todos los carnavales. Como dice un viejo proverbio turco, quien bebe a cuenta, se emborracha el doble. La parranda aturde y nubla la mirada; esta gran borrachera universal parece no tener límites en el tiempo ni en el espacio. Pero la cultura de consumo suena mucho, como el tambor, porque está vacía; y a la hora de la verdad, cuando el estrépito cesa y se acaba la fiesta, el borracho despierta, solo, acompañado por su sombra y por los platos rotos que debe pagar. La expansión de la demanda choca con las fronteras que le impone el mismo sistema que la genera. El sistema necesita mercados cada vez más abiertos y más amplios, como los pulmones necesitan el aire, y a la vez necesita que anden por los suelos, como andan, los precios de las materias primas y de la fuerza humana de trabajo. El sistema habla en nombre de todos, a todos dirige sus imperiosas órdenes de consumo, entre todos difunde la fiebre compradora; pero ni modo: para casi todos esta aventura comienza y termina en la pantalla del televisor. La mayoría, que se endeuda para tener cosas, termina teniendo nada más que deudas para pagar deudas que generan nuevas deudas, y acaba consumiendo fantasías que a veces materializa delinquiendo. El derecho al derroche, privilegio de pocos, dice ser la libertad de todos. Dime cuánto consumes y te diré cuánto vales. Esta civilización no deja dormir a las flores, ni a las gallinas, ni a la gente. En los invernaderos, las flores están sometidas a luz continua, para que crezcan más rápido. En la fábricas de huevos, las gallinas también tienen prohibida la noche. Y la gente está condenada al insomnio, por la ansiedad de comprar y la angustia de pagar. Este modo de vida no es muy bueno para la gente, pero es muy bueno para la industria farmacéutica. EEUU consume la mitad de los sedantes, ansiolíticos y demás drogas químicas que se venden legalmente en el mundo, y más de la mitad de las drogas prohibidas que se venden ilegalmente, lo que no es moco de pavo si se tiene en cuenta que EEUU apenas suma el cinco por ciento de la población mundial. «Gente infeliz, la que vive comparándose», lamenta una mujer en el barrio del Buceo, en Montevideo. El dolor de ya no ser, que otrora cantara el tango, ha dejado paso a la vergüenza de no tener. Un hombre pobre es un pobre hombre. «Cuando no tenés nada, pensás que no valés nada», dice un muchacho en el barrio Villa Fiorito, de Buenos Aires. Y otro comprueba, en la ciudad dominicana de San Francisco de Macorís: «Mis hermanos trabajan para las marcas. Viven comprando etiquetas, y viven sudando la gota gorda para pagar las cuotas». Invisible violencia del mercado: la diversidad es enemiga de la rentabilidad, y la uniformidad manda. La producción en serie, en escala gigantesca, impone en todas partes sus obligatorias pautas de consumo. Esta dictadura de la uniformización obligatoria es más devastadora que cualquier dictadura del partido único: impone, en el mundo entero, un modo de vida que reproduce a los seres humanos como fotocopias del consumidor ejemplar. El consumidor ejemplar es el hombre quieto. Esta civilización, que confunde la cantidad con la calidad, confunde la gordura con la buena alimentación. Según la revista científica The Lancet, en la última década la «obesidad severa» ha crecido casi un 30 % entre la población joven de los países más desarrollados. Entre los niños norteamericanos, la obesidad aumentó en un 40% en los últimos dieciséis años, según la investigación reciente del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Colorado. El país que inventó las comidas y bebidas light, los diet food y los alimentos fat free, tiene la mayor cantidad de gordos del mundo. El consumidor ejemplar sólo se baja del automóvil para trabajar y para mirar televisión. Sentado ante la pantalla chica, pasa cuatro horas diarias devorando comida de plástico. Triunfa la basura disfrazada de comida: esta industria está conquistando los paladares del mundo y está haciendo trizas las tradiciones de la cocina local. Las costumbres del buen comer, que vienen de lejos, tienen, en algunos países, miles de años de refinamiento y diversidad, y son un patrimonio colectivo que de alguna manera está en los fogones de todos y no sólo en la mesa de los ricos. Esas tradiciones, esas señas de identidad cultural, esas fiestas de la vida, están siendo apabulladas, de manera fulminante, por la imposición del saber químico y único: la globalización de la hamburguesa, la dictadura de la fast food. La plastificación de la comida en escala mundial, obra de McDonald’s, Burger King y otras fábricas, viola exitosamente el derecho a la autodeterminación de la cocina: sagrado derecho, porque en la boca tiene el alma una de sus puertas. El campeonato mundial de fútbol del 98 nos confirmó, entre otras cosas, que la tarjeta MasterCard tonifica los músculos, que la Coca-Cola brinda eterna juventud y que el menú de McDonald’s no puede faltar en la barriga de un buen atleta. El inmenso ejército de McDonald’s dispara hamburguesas a las bocas de los niños y de los adultos en el planeta entero. El doble arco de esa M sirvió de estandarte, durante la reciente conquista de los países del Este de Europa. Las colas ante el McDonald’s de Moscú, inaugurado en 1990 con bombos y platillos, simbolizaron la victoria de Occidente con tanta elocuencia como el desmoronamiento del Muro de Berlín. Un signo de los tiempos: esta empresa, que encarna las virtudes del mundo libre, niega a sus empleados la libertad de afiliarse a ningún sindicato. McDonald’s viola, así, un derecho legalmente consagrado en los muchos países donde opera. En 1997, algunos trabajadores, miembros de eso que la empresa llama la Macfamilia, intentaron sindicalizarse en un restorán de Montreal en Canadá: el restorán cerró. Pero en el 98, otros empleados e McDonald’s, en una pequeña ciudad cercana a Vancouver, lograron esa conquista, digna de la Guía Guinness.
Las masas consumidoras reciben órdenes en un idioma universal: la publicidad ha logrado lo que el esperanto quiso y no pudo. Cualquiera entiende, en cualquier lugar, los mensajes que el televisor transmite. En el último cuarto de siglo, los gastos de publicidad se han duplicado en el mundo. Gracias a ellos, los niños pobres toman cada vez más Coca-Cola y cada vez menos leche, y el tiempo de ocio se va haciendo tiempo de consumo obligatorio. Tiempo libre, tiempo prisionero: las casas muy pobres no tienen cama, pero tienen televisor, y el televisor tiene la palabra. Comprado a plazos, ese animalito prueba la vocación democrática del progreso: a nadie escucha, pero habla para todos. Pobres y ricos conocen, así, las virtudes de los automóviles último modelo, y pobres y ricos se enteran de las ventajosas tasas de interés que tal o cual banco ofrece.
Los expertos saben convertir a las mercancías en mágicos conjuntos contra la soledad. Las cosas tienen atributos humanos: acarician, acompañan, comprenden, ayudan, el perfume te besa y el auto es el amigo que nunca falla. La cultura del consumo ha hecho de la soledad el más lucrativo de los mercados. Los agujeros del pecho se llenan atiborrándolos de cosas, o soñando con hacerlo. Y las cosas no solamente pueden abrazar: ellas también pueden ser símbolos de ascenso social, salvoconductos para atravesar las aduanas de la sociedad de clases, llaves que abren las puertas prohibidas. Cuanto más exclusivas, mejor: las cosas te eligen y te salvan del anonimato multitudinario. La publicidad no informa sobre el producto que vende, o rara vez lo hace. Eso es lo de menos. Su función primordial consiste en compensar frustraciones y alimentar fantasías: ¿En quién quiere usted convertirse comprando esta loción de afeitar? El criminólogo Anthony Platt ha observado que los delitos de la calle no son solamente fruto de la pobreza extrema. También son fruto de la ética individualista. La obsesión social del éxito, dice Platt, incide decisivamente sobre la apropiación ilegal de las cosas. Yo siempre he escuchado decir que el dinero no produce la felicidad; pero cualquier televidente pobre tiene motivos de sobra para creer que el dinero produce algo tan parecido, que la diferencia es asunto de especialistas. Según el historiador Eric Hobsbawm, el siglo XX puso fin a siete mil años de vida humana centrada en la agricultura desde que aparecieron los primeros cultivos, a fines del paleolítico. La población mundial se urbaniza, los campesinos se hacen ciudadanos. En América Latina tenemos campos sin nadie y enormes hormigueros urbanos: las mayores ciudades del mundo, y las más injustas. Expulsados por la agricultura moderna de exportación, y por la erosión de sus tierras, los campesinos invaden los suburbios. Ellos creen que Dios está en todas partes, pero por experiencia saben que atiene den las grandes urbes. Las ciudades prometen trabajo, prosperidad, un porvenir para los hijos. En los campos, los esperadores miran pasar la vida, y mueren bostezando; en las ciudades, la vida ocurre, y llama. Hacinados en tugurios, lo primero que descubren los recién llegados es que el trabajo falta y los brazos sobran, que nada es gratis y que los más caros artículos de lujo son el aire y el silencio. Mientras nacía el siglo XIV, fray Giordano da Rivalto pronunció en Florencia un elogio de las ciudades. Dijo que las ciudades crecían «porque la gente tiene el gusto de juntarse». Juntarse, encontrarse. Ahora, ¿quién se encuentra con quién? ¿Se encuentra la esperanza con la realidad? El deseo, ¿se encuentra con el mundo? Y la gente, ¿se encuentra con la gente? Si las relaciones humanas han sido reducidas a relaciones entre cosas, ¿cuánta gente se encuentra con las cosas? El mundo entero tiende a convertirse en una gran pantalla de televisión, donde las cosas se miran pero no se tocan. Las mercancías en oferta invaden y privatizan los espacios públicos. Las estaciones de autobuses y de trenes, que hasta hace poco eran espacios de encuentro entre personas, se están convirtiendo ahora en espacios de exhibición comercial. El shopping center, o shopping mall, vidriera de todas las vidrieras, impone su presencia avasallante. Las multitudes acuden, en peregrinación, a este templo mayor de las misas del consumo. La mayoría de los devotos contempla, en éxtasis, las cosas que sus bolsillos no pueden pagar, mientras la minoría compradora se somete al bombardeo de la oferta incesante y extenuante. El gentío, que sube y baja por las escaleras mecánicas, viaja por el mundo: los maniquíes visten como en Milán o París y las máquinas suenan como en Chicago, y para ver y oír no es preciso pagar pasaje. Los turistas venidos de los pueblos del interior, o de las ciudades que aún no han merecido estas bendiciones de la felicidad moderna, posan para la foto, al pie de las marcas internacionales más famosas, como antes posaban al pie de la estatua del prócer en la plaza. Beatriz Solano ha observado que los habitantes de los barrios suburbanos acuden al center, al shopping center, como antes acudían al centro. El tradicional paseo del fin de semana al centro de la ciudad, tiende a ser sustituido por la excursión a estos centros urbanos. Lavados y planchados y peinados, vestidos con sus mejores galas, los visitantes vienen a una fiesta donde no son convidados, pero pueden ser mirones. Familias enteras emprenden el viaje en la cápsula espacial que recorre el universo del consumo, donde la estética del mercado ha diseñado un paisaje alucinante de modelos, marcas y etiquetas. La cultura del consumo, cultura de lo efímero, condena todo al desuso mediático. Todo cambia al ritmo vertiginoso de la moda, puesta al servicio de la necesidad de vender. Las cosas envejecen en un parpadeo, para ser reemplazadas por otras cosas de vida fugaz. Hoy que lo único que permanece es la inseguridad, las mercancías, fabricadas para no durar, resultan tan volátiles como el capital que las financia y el trabajo que las genera. El dinero vuela a la velocidad de la luz: ayer estaba allá, hoy está aquí, mañana quién sabe, y todo trabajador es un desempleado en potencia. Paradójicamente, los shoppings centers, reinos de la fugacidad, ofrecen la más exitosa ilusión de seguridad. Ellos resisten fuera del tiempo, sin edad y sin raíz, sin noche y sin día y sin memoria, y existen fuera del espacio, más allá de las turbulencias de la peligrosa realidad del mundo.
Los dueños del mundo usan al mundo como si fuera descartable: una mercancía de vida efímera, que se agota como se agotan, a poco de nacer, las imágenes que dispara la ametralladora de la televisión y las modas y los ídolos que la publicidad lanza, sin tregua, al mercado. Pero, ¿a qué otro mundo vamos a mudarnos? ¿Estamos todos obligados a creernos el cuento de que Dios ha vendido el planeta unas cuantas empresas, porque estando de mal humor decidió privatizar el universo? La sociedad de consumo es una trampa cazabobos. Los que tienen la manija simulan ignorarlo, pero cualquiera que tenga ojos en la cara puede ver que la gran mayoría de la gente consume poco, poquito y nada necesariamente, para garantizar la existencia de la poca naturaleza que nos queda. La injusticia social no es un error a corregir, ni un defecto a superar: es una necesidad esencial. No hay naturaleza capaz de alimentar a un shopping center del tamaño del planeta.
Eduardo GALEANO Montevideo, Uruguay
http://latinoamericana.org/2005/textos/castellano/Galeano.htm
submitted by foresbailo to podemos [link] [comments]


Un Hombre Salvó a una Loba de una Trampa, unos Años Más ... Personalidad de la Mujer de virgo - YouTube Localizan en una cuneta a una mujer muerta con signos de haber sido atropellada 6 Mujeres MAS DIFICILES de OLVIDAR 😭😭😭 [segun su signo ... La actitud agresiva de Carlos  En Su Propia Trampa ... Las 6 Mujeres Mas Dificiles de Enamorar De Acuerdo A Sus ... (LETRA) El Signo Libra - Perdidos De Sinaloa [ESTUDIO 2018 ... como VAS A SER de GRANDE segun tu signo ️[ MIRALO YA ... Personalidad de la Mujer de libra - YouTube aventura trampa de amor - YouTube

Trampa: Los signos de engaño Hombre - Cómo Aviso un ...

  1. Un Hombre Salvó a una Loba de una Trampa, unos Años Más ...
  2. Personalidad de la Mujer de virgo - YouTube
  3. Localizan en una cuneta a una mujer muerta con signos de haber sido atropellada
  4. 6 Mujeres MAS DIFICILES de OLVIDAR 😭😭😭 [segun su signo ...
  5. La actitud agresiva de Carlos En Su Propia Trampa ...
  6. Las 6 Mujeres Mas Dificiles de Enamorar De Acuerdo A Sus ...
  7. (LETRA) El Signo Libra - Perdidos De Sinaloa [ESTUDIO 2018 ...
  8. como VAS A SER de GRANDE segun tu signo ️[ MIRALO YA ...
  9. Personalidad de la Mujer de libra - YouTube
  10. aventura trampa de amor - YouTube

hagas lo que hagas nunca podrÁs enamorar al 100 % a las mujeres de estos signos zodiacales..... descripción de la mujer de libra sus puntos fuertes en su personalidad y sus elementos color piedras flores día etc para Adrian... Enjoy the videos and music you love, upload original content, and share it all with friends, family, and the world on YouTube. aquí descubrirás los detalles mas significativos de la personalidad de la mujer de virgo ademas los elementos que lo componen como numeros de la suerte piedr... Una mujer ha sido localizada muerta en una cuneta en el kilómetro seis de la M-404, a su paso por la localidad de El Álamo, con lesiones compatibles con un atropello junto a una joven de 18 ... Para asuntos de derechos de autor, por favor contactenos a: [email protected] BRAIN TIME https://goo.gl/UjQntt Muchos científicos afirman que los an... Las 6 mujeres del zodiaco difíciles de olvidar La realidad es que estas son las 6 mujeres del zodiaco prácticamente lo tiene todo: son mujeres bellas, divert... COMO VAS A SER DE GRANDE SEGUN TU SIGNO Muchas chicas de grande quieren ser abogadas, doctoras, cantantes, policías, veterinarias, etc pero sabes que es lo q... Más contenido de En su Propia Trampa en: http://www.13.cl/programas/en-su-propia-trampa-t8 • Facebook: https://www.facebook.com/elcanal13 • Instagram: https:...